Juego

del

MANCALA

Facultad de Informática de Madrid (UPM) Departamento de Matemática Aplicada

Historia del Mancala

Mancala es el nombre de una familia de juegos de tablero muy extendidos por toda África. Este juego se practicaba ya en el antiguo Egipto, pues se han encontrado tableros en la pirámide de Keops, y de allí debió extenderse a otros países de África y Asia.

Forma parte desde tiempos muy remotos de la tradición cultural de muchos pueblos y tribus, principalmente de África, y su práctica ha estado ligada a diferentes hechos, como a ritos funerarios, con motivo de mantener entretenido al espíritu del difunto; a ceremonias nupciales, para asegurar la fertilidad de la unión; y además, en casi todos los pueblos ha sido objeto de adivinación. Hoy, sin embargo, se juega sobre todo por placer y se ha convertido en el juego nacional de muchos países africanos, donde es conocido bajo diversas denominaciones, conociéndose casi doscientas variantes del juego, aunque todas ellas poseen características comunes.

Los tableros varían ligeramente en cuanto material de construcción en función de la zona a la que pertenecen, pero todos cuentan con las dos filas de seis huecos, llamados pits de juego, cada una, y las dos cavidades mayores, que se denominan Kalahs, que sirven de depósito de las fichas capturadas por los jugadores. El número de fichas con los que se comienza a jugar varía mucho en función de la variante jugada, aunque lo más normal es comenzar con 3 ó 4 fichas por pit de juego. Las reglas del juego también varían en función de la variante jugada, aunque todas ellas tienen una base común.

Las versiones de Mancala más corrientes en Europa, son el Awale (también llamado Wari), el Kakua, el Mweso o Hus (que se juega con 64 fichas en un tablero de 32 huecos), el Oware, que es una de las variantes más sencilla, y el Kalah, Kalaha o conocido simplemente como Mancala, que es la variante egipcia, la más extendida y conocida en Occidente, y es la implementada en este proyecto.